Grupo de Trabajo SEMES Sanidad Táctica

Desde SEMES Castilla y Leon os queremos presentar en Grupo de Trabajo de Sanidad Táctica:

Problemática:

En los últimos tiempos, numerosos incidentes han sacudido países de nuestro entorno, causando múltiples víctimas.

Los causantes de estos incidentes son variados:

  • Terrorismo Yihadista, causante de los atentados de Nueva York, Madrid (Atocha), París, Bélgica, Londres, Bulgaria etc.
  • Bandas de crimen organizado.
  • Delincuencia común.
  • Active shooter, patrón muy habitual en estados unidos, con numerosos atentados de múltiples victimas en diferentes localizaciones como escuelas, universidades, supermercados etc.

Los patrones de atentado van cambiando, y de forma brusca, una zona en paz, se transforma en un entorno táctico (zona de peligro activo), por el tipo de armamento y los patrones de comportamiento usados por los agresores.

Antecedentes:

La sanidad militar en los años 90, valoró la necesidad de modificar los protocolos de actuación clínica en combate.

Los algoritmos de manejo extrahospitalario del paciente politraumatizado no eran útiles ni viables en situaciones tácticas, por diferentes motivos:

  • La táctica prima sobre las medidas sanitarias en cuidados bajo fuego, para evitar bajas adicionales. De la misma forma que para entrar en un fuego hay que tener la especialización de un bombero, entrar en una zona con un tiroteo activo precisa de habilidades específicas.
  • Hay un conjunto de patrones lesionales que optimizan la asistencia, dado que la situación no permite, en muchas ocasiones, realizar maniobras sanitarias avanzadas. De aquí se extraen las causas de muerte evitable, como la hemorragia exanguinante en extremidades y unión de miembros, el neumotórax a tensión y las obstrucciones de vía aérea. Se valoró, de forma realista QUÉ se puede hacer y CUÁNDO es posible hacerlo.
  • En el entorno militar, ajustaron los protocolos a la restricción material, pues al igual que en rescate en montaña, hay una limitación de carga (muchas veces una mochila).

Este proceso de cambio, que cristalizó en las directrices de “Tactical Combat casualty care-TCCC” (Butler FK, Hagmann J, and Butler GE. Tactical Combat Casualty Care in Special Operations. Mil Med 1996; 161(Suppl 3): 1-16.) ha conseguido reducir el número de bajas en combate.

Medidas tomadas en otros países:

El aumento de incidentes violentos con armas y usos de guerra, en lugares en paz, ha creado un nuevo escenario, donde no son adecuados los protocolos de atención al politrauma civil, pero con condicionantes diferentes al entorno bélico (tiempos de evacuación, situación de atención medica definitiva, características del primer interviniente, población diana diferente etc.).

De este nuevo escenario surgen en estados unidos diferentes acciones:

  • Tactical Emergency Medical Support (TEMS), la National Tactical Officers Association (NTOA) ha visto la utilidad de los algoritmos descritos por el Committee for Tactical Emergency Casualty Care (C-TECC). Incluir las medidas sanitarias, ajustadas a las últimas evidencias científicas, dentro de la instrucción y planeamiento reducen el número de víctimas y ayudan a cumplimentar la misión de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. Diferencian diferentes grados de capacitación e instrucción del interviniente.
  • Tactical Emergency Casualty Care (TECC), directrices basadas en la medicina de combate militar (TCCC) y adaptadas al entorno civil. Ni los protocolos civiles sirven en el entorno de combate militar, ni los protocolos militares sirven al 100% en un escenario táctico civil.
  • CONSENSO HARTFORD, el 2 de Abril de 2013, por iniciativa del Colegio Americano de Cirujanos y el Federal Bureau of Investigation (FBI), representantes de fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, emergencias extrahospitalarias, militares, bomberos y expertos en paciente politraumatizado, se reunieron en Hartford, Connecticut. ( Lenworth Jacobs, Hartford Hospital, Board of Regents, American College of Surgeons; Dr. Norman McSwain, Medical Director, Prehospital Trauma Life Support; Dr. Michael Rotondo, Chair, American College of Surgeons Committee on Trauma; Dr. David Wade, Chief Medical Officer, FBI; Dr. William Fabbri, Medical Director, Emergency Medical Support Program, FBI; Dr. Alexander Eastman, Major Cities Chiefs Association (Lt. Dallas Police Department); Dr. Frank Butler, Chairman, Committee on Tactical Combat Casualty Care; John Sinclair, International Director and Immediate Past Chair International Association of Fire Chiefs- EMS Section (Fire Chief, Kittitas Valley Fire and Rescue). De esta reunión salió un documento que busca optimizar, coordinar y mejorar la asistencia en incidentes armados con múltiples víctimas. De la experiencia de todos surgió el algoritmo THREAT:
    • T – eliminar la amenaza (threat suppression)
    • H – control de la hemorragia (hemorrhage control)
    • RE – extracción rápida a un lugar seguro (rapid extrication to safety)
    • A – valoración por profesionales sanitarios (assessment by medical providers)
    • T – traslado a un centro de asistencia definitiva (transport to definitive care)
  • Campaña STOP THE BLEED (dhs.gov): formada por el American College of Surgeons-Committe on Trauma, Combat Casualty Care Research Program, Federal Emergency Management Agency, Hartford Consensus, National Association of Emergency Medical Technicians, U.S. Department of Defense, U.S. Fire Administration. Su objetivo es la divulgación de procedimientos para detener hemorragias exanguinantes, por parte de primeros intervinientes. Hay grupos Europeos realizando una labor similar.

Objetivo:

La creación de un grupo de trabajo permanente especializado en emergencias en entorno táctico, entendiendo como tal los incidentes relacionados con armas y artefactos explosivos propios de la guerra.

Cada país tiene unas características estructurales y legislativas diferentes, así como un distinto nivel de amenaza.

Es por ello, que estimamos, que la sociedad española de medicina de urgencias y emergencias, es el lugar natural para establecer el grupo de trabajo que, analice, coordine y emita las pautas de actuación sanitaria en estos escenarios.

Para ello, es imprescindible, un debate permanente entre FUERZAS Y CUERPOS DE SEGURIDAD DEL ESTADO,SERVICIOS DE EMERGENCIAS Y URGENCIAS, BOMBEROS e INSTITUCIONES INTERNACIONALES.

De este flujo de información, deberían salir los protocolos de actuación sanitaria en este tipo de incidentes, basándose en lecciones aprendidas y evidencia científica; para poder conseguir entre todos, una homogeneización, que pensamos podrá ayudar a evitar muertes.

Justificacion 1. Consenso Hartford II

Justificacion 2. Consenso Hartford Mejorando la supervivencia en Incidentes con Tiradores Activos Hartford Consensus

Justificacion 3. CTECC Respuesta Medica en Incidentes con Explosivos CTECC Medical Response to Explosives

Justificacion 4. Directrices TECC en Español Actualizadas Junio 2015

Justificacion 5. NTOA Declaración de Principios del TEMS. NTOA TEMS Position Statement