Así es, el número de fallecidos por atropellos en España, cuyas causas son imputables a una mala visibilidad del peatón, supera con creces, a la mortandad debida a padecer la enfermedad del virus Ébola

Hemos asistido estas fechas atrás a un debate en cuanto a normas, protocolos, trajes de seguridad, etc que ponen de relieve la importancia del cumplimiento de los mismos de forma pulcra, a fin de garantizar lo máximo posible ( no existe el riesgo 0 ) la seguridad de los trabajadores sanitarios.

No puedo más que sonreír ante tanta concienciación político social que ha suscitado el asunto,( máxime cuando una compañera, ha estado a punto de perder su vida al contagiarse en el Carlos III del Ébola. Todos conocemos el caso de Teresa ) pues en éste país, día a día, se dejan de cumplir las normas que garantizan la seguridad del personal sanitario.

Más aún,si dicho personal sanitario, trabaja como eventual en las urgencias extra hospitalarias para el sistema público de salud en Andalucía. Los llamados DCCU ( Dispositivos de Cuidados Críticos Urgentes, responsables de atender el grueso de las urgencias y emergencias en Andalucía )

Resulta que si eres contratado para cubrir vacaciones, pasas a ser un enfermero “invisible”. No te equipan con la ropa ni calzados adecuados para desempeñar tu trabajo, simplemente te dicen que NO hay. Con suerte, una compañera me prestó una camiseta, que tampoco cumple con la normativa.

Os aseguro que he llegado a pedir ropa adecuada a las máximas autoridades de Salud Pública de mi área de trabajo.

Aún espero con ilusión una respuesta y mi ropa (EPI). Han pasado 5 meses.

Así que me he visto trabajando con zapatillas de deporte ,pantalones vaqueros y una camiseta. Tal cual.

Este empleo, supone trabajar en diferentes y variados escenarios tales como,carreteras,playas,zonas de obras,montaña… en los cuales se puede originar una emergencia.

Imaginaos ahora un accidente de tráfico en una carretera no iluminada y de noche…

Somos muchos,los profesionales de la salud, que ponemos en riesgo nuestra integridad física tratando de salvar la vida de otros. Curioso, verdad?

Somos “invisibles”. SI.

Justo ahora,en redes sociales, hay una corriente enfermera multitudinaria para darle visibilidad a la enfermería.

Podéis seguir en tuiter el hastag #VisibilidadEnfermera y veréis.

Toda la enfermería de éste país enfadada por no salir en la foto. Así de sencillo. Una foto en una rueda de prensa, hecha en el Hospital Carlos III por parte de los médicos que trataron a Teresa.

Pero claro, el caso del Ébola es muy goloso para las reivindicaciones, debido a su repercusión mediática

Y a mi, que soy un “mindundi”… quien me hace visible?.

Compartís éste post para ayudarme a ser “visible”?

PD: soy también voluntario de una ONG, y desde el primer momento me han equipado correctamente y según normativas.

Con ellos, me siento seguro. Gracias.

https://arenayespetos.wordpress.com/2014/11/24/no-me-matara-el-ebola-lo-hara-un-coche/