El concepto ‘techo de cristal’ se refiere a las barreras invisibles que impiden avanzar en su carrera profesional o alcanzar posiciones jerárquicas a las personas, independientemente de sus competencias y cualificación. Las enfermeras en España desarrollamos nuestra profesión bajo este techo de cristal, un cristal que cada vez es más sólido y resistente. Nunca hasta ahora la enfermería española ha estado tan altamente cualificada: un grado de cuatro años, la posibilidad de realizar estudios de máster y doctorado, y un abanico amplio de formación especializada. Por otra parte, las enfermeras y los enfermeros somos los profesionales más numerosos en los servicios sanitarios. No obstante, se toman decisiones que no tienen en cuenta la realidad enfermera actual y por tanto poco acordes con la misma. La última de estas decisiones es la aprobación del decreto de prescripción enfermera. Este decreto contribuye a endurecer el techo de cristal, aprobando una prescripción enfermera poco consonante con nuestra profesión, con nuestras competencias y con las necesidades de salud del ciudadano. Una atención enfermera de calidad es esencial para conseguir unos resultados de salud óptimos, tal y como muestran diferentes estudios científicos ¿De verdad creen que este decreto puede contribuir a mejorar la calidad de nuestra práctica? ¿Hasta cuándo se van a seguir tomando decisiones que nos impiden atender al ciudadano tal y como solo nosotros y nosotras sabemos y debemos hacerlo?

http://www.elperiodico.com/